LARBERCONI

Consultores Inmobiliarios

LARBERCONI

Consultores Inmobiliarios

El Covid-19 ha golpeado sin permiso casi todos los sectores económicos de España y medio mundo. Algunos tendrán una recuperación más rápida que otros.

En el caso del sector inmobiliario, dan por perdido el año en cuanto a la vuelta de los números de compraventas mensuales registradas en los últimos dos años.

Aún no está claro cuando la pandemia estará controlada y cómo será el comportamiento social que debemos mantener a partir de entonces. Lo que sí es claro es que todo no volverá a ser lo mismo. Tampoco lo será en el sector inmobiliario, los precios bajaran sobre todo en aquellas zonas donde el precio estaba tensionado.

La obra nueva sufrirá menos. “Para las promociones que estaban a punto de entregar las viviendas, un porcentaje muy elevado de ellas se escriturarán en los próximos meses una vez el confinamiento hay acabado y en aquellas otras promociones iniciadas recientemente podría haber reducciones en el entorno del 10% al precio inicial ofertado.

En las viviendas de segunda mano los precios de venta experimentarán ajustes negativos significativos, especialmente en zonas donde los precios eran altos antes del Cobid-19. La vivienda usada representan el 75% de las transacciones en España y aunque es imposible estimar en qué porcentaje de su precio se podrían ver afectadas por la crisis económica que se nos avecina y con base en experiencias pasadas, podría haber reducciones en el entorno del 20% al 30% del precio que hasta hoy los propietarios ofertaban.

La crisis económica que ha producido esta pandemia será mucho más dura en España que otros países europeos debido a la profunda recesión, al excesivo déficit y al aumento significativo del desempleo. Esta crisis ha puesto de manifiesto las debilidades económicas estructurales de España. “Las familias deberán solucionar primero otros problemas inmediatos y luego, volverán a la compra de vivienda” La evolución del mercado inmobiliario dependerá de la evolución del empleo, de las medidas fiscales que se implanten y de los mecanismos para paliar la escasez de liquidez o de financiación.

"Sin empleo, no hay dinero; sin dinero, no hay hipoteca; y sin hipoteca, no hay vivienda."

Pero deberíamos aprender algo de todo esto y comenzar a nuevos caminos para que podamos comprar o vender una vivienda adaptándonos a nuestro nuevo futuro.

Cierto es que las entidades financieras, portales inmobiliarios y las inmobiliarias franquiciadas nos han hecho creer que la forma de comprar y vender una propiedad se limita únicamente a depender de crédito inmediato y cuando esto no sucede porque las entidades bancarias no pueden asumir créditos, como paso en la crisis del 2008, ofrecernos lo que se llamó en el sector "alquiler con opción de compra", fórmula que iniciaron los promotores para justificar su deuda con las entidades financieras.

Olvidamos que nuestro Código Civil y Mercantil avala otras posibilidades que cayeron en desuso allá por el los años 90 y que nos garantizan poder realizar nosotros mismos las transacciones defendiendo nuestro justo precio.

Es por ello, que Larberconi quisiera informales de cómo realizar este tipo de operaciones que no solo supondrán una oportunidad nueva de enfrentarse a la recesión económica que nos tocara vivir sino que también será una garantía que solucione la falta de liquidez, además de un cambio radical en el sector.

Si está interesado en nuestro asesoramiento, no dude en contactar con nosotros.

Solicitar Información